Color del mar y del cielo, en todos sus matices e intensidades, el azul simboliza el infinito, lo divino, y la espiritualidad.

En la decoración, sus matices descoloridos producen un hermoso telón de fondo para salones, baños y habitaciones tranquilas.

Jugando con los diferentes tonos de azul pálido en la pared, podemos utilizar sus matices más vivos como acentos.

Las notas iridiscentes de la seda, del vidrio o del azulejo añadirán luz al azul pálido utilizado como único color de una habitación.

El azul, se casa con el blanco roto, el gris y el topo en asociaciones seguras. 

Se dinamita junto al rosa y amarillo vivo, el oro y la plata.

Para ambientes más oscuros, preferimos azules más profundos. 

Azul oscuro en la pared, mobiliario negro y objetos decorativos de vidrio y plata serán una ventaja perfecta para este tipo de ambiente.

Descubre la habitación con tonos azules de nuestro proyecto, Casa Salcedo

Un azul profundo y aterciopelado
Sobre un blanco, varios matices de azul para los accesorios

Descubre la utilización de un azul claro en nuestro proyecto casa Azam

Un azul claro, y un amarillo mostaza para un ambiente fresco y relajante

Y tú, que prefieres el azul claro o el oscuro?

Te esperamos en comentarios

Sobre El Autor

Definiendo mi enfoque multidisciplinario del diseño, utilizo la identidad visual, la arquitectura, la decoración y la arquitectura interior, para construir la historia de mis clientes. Trabajo para personas deseosas de expresarse a través del espacio donde habitan, los objetos que los rodean y las experiencias que los han forjado . Mi planteamiento consiste en abordar cada proyecto conciliando rigor, elegancia, rebelión, pasado y futuro, combinando comodidad y funcionalidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.